Get Adobe Flash player

 

PUBLICACIONES

 

Libros


Capítulos en libros


Artículos en revistas científicas


Documentos de trabajo


Artículos en prensa escrita


Artículos en línea


“Financialization in México: Trajectory and Limits” Journal of Post Keynesian Economics"

Journal of Post Keynesian Economics/ Winter 2012–2013, Vol. 35, No. 2, pp. 255-275


 "Differing Effects of Global Financial Crisis: Why Mexico has been harder hit than other large Latin American countries"

Bulletin of La Bulletin of Latin American Research, Vol. 30, No. 4, pp. 419–435, 2011


"Regulación, Capital Financiero y Deuda Externa"

8th International Conference Developments in Economic, Theory and Policy, Bilbao (Spain), 29th June to 1 July, 2011.


 "La privatización desbordada. Privatizaciones, capital extranjero y concentración económica en América Latina"

Trayectorias. Revista de Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma de Nuevo León, año VII, No. 19, septiembre-diciembre. pp. 69-79. 2005


 

 

Europa: crecimiento económico débil con altas tasas de desempleo

GREGORIO VIDAL

El Universal, viernes 29 de agosto del 2014

 

En Europa no se acumulan las buenas noticias sobre la economía para la mayor parte de la población. El Euro Stoxx 50, índice bursátil relevante de las acciones que se comercian en los mercados europeos, se sigue recuperando en días recientes. Desde los 2 mil 977 puntos que alcanzó hacia el 8 de agosto de 2014, cerró el 27 de agosto en cerca de los 3 mil 200 puntos. La caída que tuvo desde mediados de 2007 hasta principios de 2009 quedó superada. En adelante el índice de precios de las acciones que lo integran ha tenido un crecimiento sostenido. Sin embargo, los buenos resultados en los precios de este grupo de acciones no se traducen en algo equivalente para el conjunto de la economía. El comportamiento de otros de los más importantes índices bursátiles es semejante sin que ello implique crecimiento económico sostenido y aumento relevante de la inversión.

El producto interno bruto (PIB) de los países que integran la Unión Europea (28 países) apenas aumentó en 0.2% en el segundo trimestre del año, una cifra menor al crecimiento registrado el trimestre anterior. Los resultados entre los integrantes de la zona del euro (18 países) son peores, no hay crecimiento. Destaca la contracción del PIB en Alemania y en Italia y el nulo crecimiento en Francia. En este último país, ante los malos resultados económicos y la insistencia del gobierno en mantener la misma política económica se ha producido una crisis de gobierno, con una recomposición del gabinete. El primer ministro de ese país pidió al presidente, recientemente electo, de la Comisión Europea precisiones sobre el plan de inversión a tres años por 300 mil millones de euros que ese organismo ejecutará. El primer ministro francés insiste en que es necesario avanzar en ese plan para propiciar cambios que den por resultado un aumento de la demanda en el interior de la zona del euro, impulsen el empleo juvenil y la ejecución de mejoras en la infraestructura. Sin embargo, el funcionario francés sigue sosteniendo que ellos viven en ese país por encima de sus posibilidades desde hace 40 años. Escuchar esa afirmación convalida la ejecución de políticas de ajuste. Es el camino para el reino de la austeridad que produce riqueza para unos cuantos y multiplica las carencias en muchos. En Italia el gobierno anuncia que no se alcanzaran los resultados económicos previstos y en Alemania la canciller sostiene que el conflicto en Europa del Este es lo que propicia la contracción de la economía en ese país. No se dice nada sobre la destrucción del empleo formal en Alemania y la multiplicación de los puestos de trabajo por horas, en los que deben contratarse incluso los jubilados, dado que con sus pensiones no logran sobrevivir, y muchos jóvenes que casi no logran vivir.

El desempleo en la Unión Europea es superior al 10%, con miles de personas que tienen años en esa condición. También son muchos los que deben aceptar contratos por horas que eran inadmisibles hace algunos lustros por considerar que no se respetan los mínimos del trabajo formal y decente según lo define la OIT.

Entre los escenarios más graves se encuentra el empleo entre la juventud. Es posible sostener que en algunos países de la Unión Europea la excepción es tener un trabajo cuando se es joven. En Suecia el desempleo juvenil es del 22.6%. Nada que ver con un sólido estado del bienestar que años antes distinguió a los países de esa región de Europa.

En Polonia tampoco hay cifras mejores, el desempleo entre los jóvenes en el segundo trimestre de 2014 es de 27.2%. Pero tampoco son menos malas las cifras en otros países de la vieja Europa, sede en el pasado de un desarrollado estado de bienestar. En Francia el desempleo juvenil es de 23.7% y en el Reino Unido de 19.7%. En Irlanda de 25.5%, en Portugal de 34.8%, en Italia de 41.8%, en España de 54.9% y en Grecia de 57.3%.

Frente a esos datos cabe la pregunta: ¿qué significa para los jóvenes de muchos países de Europa el futuro? También es posible interrogarse: ¿es que hay futuro sin los jóvenes?

 

*Departamento de Economía Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Iztapalapa