Get Adobe Flash player

 

PUBLICACIONES

 

Libros


Capítulos en libros


Artículos en revistas científicas


Documentos de trabajo


Artículos en prensa escrita


Artículos en línea


“Financialization in México: Trajectory and Limits” Journal of Post Keynesian Economics"

Journal of Post Keynesian Economics/ Winter 2012–2013, Vol. 35, No. 2, pp. 255-275


 "Differing Effects of Global Financial Crisis: Why Mexico has been harder hit than other large Latin American countries"

Bulletin of La Bulletin of Latin American Research, Vol. 30, No. 4, pp. 419–435, 2011


"Regulación, Capital Financiero y Deuda Externa"

8th International Conference Developments in Economic, Theory and Policy, Bilbao (Spain), 29th June to 1 July, 2011.


 "La privatización desbordada. Privatizaciones, capital extranjero y concentración económica en América Latina"

Trayectorias. Revista de Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma de Nuevo León, año VII, No. 19, septiembre-diciembre. pp. 69-79. 2005


 

 

Debilidad en el crecimiento, baja en los precios del crudo

GREGORIO VIDAL

viernes 7 de noviembre de 2014

 

El incremento de la deuda pública en un contexto de débil crecimiento no es una buena noticia.

El desempeño de la economía de México durante 2014 parece una calca de lo que sucedió el año anterior. Conforme pasan los meses se reducen las estimaciones sobre el crecimiento de la economía en el año. Los resultados de la encuesta publicada en octubre de Banco de México sobre las expectativas de los especialistas en economía del sector privado incluyen una estimación de crecimiento del PIB para el año de 2.47%, la misma del mes anterior, pero mucho menor que la prevista al inicio del año. Además, el resultado anual considera un incremento importante para el cuarto trimestre del año. Bank of America-Merrill Lynch recortó sus proyecciones sobre el comportamiento de la economía en México desde 2.6 a 2.2%. Por su parte, como aconteció en 2013, la Secretaria de Hacienda mantiene sus previsiones sobre el comportamiento del PIB en México.

Sin embargo, no todo es una reproducción de lo que ocurrió en 2013. A diferencia de 2013, en el año actual las finanzas públicas y el sector externo tienen que enfrentar una reducción en los precios internacionales del petróleo y una disminución de las divisas que aportan las exportaciones de crudo a la balanza de pagos; por un lado, y un incremento importante de la deuda del sector público, en parte a manos de tenedores del extranjero.

A lo largo de 2013 la deuda neta del sector público se mantuvo entre 5.25 billones y 5.5 billones de pesos. En 2014 se produce un incremento importante y sostenido. El mes de enero cierra en 5.66 billones de pesos. Al final del primer trimestre alcanzó la cifra de 5.83 billones y el mes de junio concluye en 6.05 billones de pesos. El dato más reciente que informó Banco de México es de 6.17 billones de pesos al final de agosto. Del primero de enero al 31 de agosto es un aumento nominal de 642 mil millones de pesos, lo que equivale al 11.6% de la deuda neta del sector público que se tenía al 31 de diciembre de 2013. El incremento sucede en un contexto de un débil crecimiento de la economía. No se observa una notable actividad por parte de la administración pública federal en materia de inversiones. Incluso, las noticias sobre sub-ejercicio del gasto público a lo largo del año se han dado a conocer en diversos momentos.

El incremento de la deuda pública en un contexto de débil crecimiento no es una buena noticia. Implica que aumenta su peso en la economía y considerando que todas las variables económicas permanecen, implica mayores recursos para cubrir su servicio. Además, el aumento se produce en un contexto delicado por los cambios que está realizando la Reserva Federal en su política de compra de documentos y títulos de deuda en los mercados financieros. El programa está concluido y ello puede afectar negativamente las colocaciones que tienen fondos de inversión y otros tenedores de deuda pública en papeles de la deuda en México. La salida de recursos por venta de títulos de deuda pública de México generaría mayor inestabilidad.

Por lo que respecta al precio internacional del petróleo la reducción ha sido importante. Considérese que el precio promedio de la mezcla México en 2013 fue de 98.46 dólares por barril y actualmente la cotización está por debajo de los 80 dólares. El West Texas International (WTI) tiene un precio de 76.91 dólares el barril, mientras el Brent se cotiza en 82.72 dólares el barril. En 2014 la caída desde su precio máximo del WTI ha sido de 16.9%, mientras el Brent disminuye en 25.2%, al 5 de noviembre del año en curso. El comportamiento reciente en los precios del petróleo se relaciona con la debilidad presente en la economía de la Unión Europea, el menor ritmo de crecimiento en las mayores economías de Asia y el propio comportamiento de la economía de EU. Pero también, por la acción de los agentes financieros que forman en gran parte los precios de los futuros en este mercado. Por todo ello el escenario puede prolongarse por ciento tiempo, generando mayores dificultades para la economía en México. Además, las dificultades para México son mayores considerando que hay una baja en las exportaciones de crudo que no puede variar en el corto plazo y que en la economía de EU aumentó la capacidad de extracción de crudo y gas. Según algunas estimaciones las importaciones de EU se han reducido hasta en 30% y constituyen el cambio estructural más importante en el mercado global del petróleo.

 

*Departamento de Economía de la UAM, Unidad Iztapalapa Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla