Get Adobe Flash player

 

PUBLICACIONES

 

Libros


Capítulos en libros


Artículos en revistas científicas


Documentos de trabajo


Artículos en prensa escrita


Artículos en línea


“Financialization in México: Trajectory and Limits” Journal of Post Keynesian Economics"

Journal of Post Keynesian Economics/ Winter 2012–2013, Vol. 35, No. 2, pp. 255-275


 "Differing Effects of Global Financial Crisis: Why Mexico has been harder hit than other large Latin American countries"

Bulletin of La Bulletin of Latin American Research, Vol. 30, No. 4, pp. 419–435, 2011


"Regulación, Capital Financiero y Deuda Externa"

8th International Conference Developments in Economic, Theory and Policy, Bilbao (Spain), 29th June to 1 July, 2011.


 "La privatización desbordada. Privatizaciones, capital extranjero y concentración económica en América Latina"

Trayectorias. Revista de Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma de Nuevo León, año VII, No. 19, septiembre-diciembre. pp. 69-79. 2005


 

 

México: petróleo y economía

Gregorio Vidal

El Universal Viernes 05 de diciembre de 2014

 

En el caso de México a la baja en el precio de venta de la MME de petróleo se agrega una baja en la extracción de crudo y en el volumen exportado

El precio de la mezcla mexicana de exportación (MME) de petróleo sigue bajando. El mes de noviembre finalizó con un precio de 66.39 dólares por barril. En noviembre de 2013 cerró con una cotización de 92.30 dólares por barril, lo que implica una diferencia de casi 26 dólares, que equivale al 29% del precio de un año antes. La semana actual continuó la baja en el precio, iniciando con 62.26 dólares por barril, lo que implica un precio menor en 22.74 dólares al establecido en la Ley de Ingresos de la Federación para el 2014. Con relación al máximo precio alcanzado en el año, el 20 de junio, de 102.41 dólares por barril, la MME tiene una reducción de 40 dólares.

El comportamiento de los mercados internacionales del petróleo, que incluyen las dificultades de los países miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) para influir en los precios y la acción de las grandes firmas de las finanzas en los mercados de futuros del petróleo, no admite considerar que existirán cambios importantes en el futuro inmediato. Tampoco el desempeño de la economía mundial, con débil crecimiento o recesión en varios países desarrollados y disminución en el crecimiento de las mayores economías del grupo de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), permite establecer incrementos importantes en la demanda de petróleo que modifiquen la situación.

El West Texas International (WTI) y el Brent (Mar del Norte), los principales referentes en los mercados mundiales, tienen una disminución semejante en sus precios. Al inicio de diciembre el barril de WTI tiene una baja acumulada en su precio de 30.06%, sin que existan mayores cambios en cotizaciones a un año. El Brent reporta una baja de 34.35%, sin variaciones en los mercados a un año.

En el caso de México a la disminución en el precio de venta de la MME de petróleo se agrega una baja en la extracción de crudo y en el volumen exportado. Comparada con años previos, como en 2005 cuando se exportó 1.82 millones de barriles diarios (mbd) la diferencia es notable. En 2010 las exportaciones fueron de 1.36 mbd. Las cifras reportadas por Pemex en 2014 van de 1.171 mbd en enero, 1.275 mbd en febrero a 1.01 mbd en julio. El dato más reciente es de 1.137 mbd en octubre. Ante la disminución en la extracción estas cifras van a permanecer o incluso pueden disminuir y son referente en el comportamiento de la economía en los años siguientes. La realización inmediata de nuevas inversiones en la industria del petróleo no permitirá obtener resultados en términos de incrementos en la extracción de crudo hasta en un cierto tiempo, que pueden ser varios años. Lo más grave sin embargo es la presión que hay en la balanza comercial del país producto del crecimiento de las importaciones vinculadas con la industria petrolera. En 2012 la balanza comercial petrolera, con base en cifras de Inegi, tuvo un saldo positivo de 11, 817 millones de dólares. En 2013 el saldo positivo fue menor, de 8 mil 625 millones de dólares. En ambos años el resto de las transacciones que integran la balanza comercial del país registró un saldo negativo. Se importa más de lo que se exporta y el déficit global del comercio exterior es menor producto del saldo positivo en materia de petróleo. En el periodo enero-octubre de 2014, la balanza petrolera tiene un saldo positivo mucho menor, apenas 2 mil 924 millones de dólares. Las cifras no serán mucho mejores en el resto del año, creando más presiones en la balanza comercial que es una mala noticia para la relación del peso con dólar.

Según Pemex el valor de las exportaciones de petróleo crudo alcanzó su máximo en el año en el mes de febrero con 3 mil 324 millones de dólares. En los meses siguientes se observa una ligera reducción. En octubre la cifra es de 2 mil 818 millones de dólares. Los precios actuales del petróleo en los mercados internacionales y el comportamiento previsto en el futuro inmediato pueden implicar una reducción mayor en las cantidades que ingresen al país por la exportación del crudo. Pero lo más grave es el incremento en las importaciones de petrolíferos. En octubre las importaciones de petrolíferos fueron por 2 mil 358 millones de dólares, una diferencia de alrededor de 500 millones de dólares con el valor del petróleo exportado. En febrero se importó petrolíferos por un total 2 mil 109 millones de dólares. La diferencia con las exportaciones de crudo son notablemente mayores, de mil 215 millones de dólares. Como destacó líneas arriba las presiones sobre la balanza de pagos del país van en aumento.

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla http://gregoriovidal.izt.uam.mx