Get Adobe Flash player

 

PUBLICACIONES

 

Libros


Capítulos en libros


Artículos en revistas científicas


Documentos de trabajo


Artículos en prensa escrita


Artículos en línea


“Financialization in México: Trajectory and Limits” Journal of Post Keynesian Economics"

Journal of Post Keynesian Economics/ Winter 2012–2013, Vol. 35, No. 2, pp. 255-275


 "Differing Effects of Global Financial Crisis: Why Mexico has been harder hit than other large Latin American countries"

Bulletin of La Bulletin of Latin American Research, Vol. 30, No. 4, pp. 419–435, 2011


"Regulación, Capital Financiero y Deuda Externa"

8th International Conference Developments in Economic, Theory and Policy, Bilbao (Spain), 29th June to 1 July, 2011.


 "La privatización desbordada. Privatizaciones, capital extranjero y concentración económica en América Latina"

Trayectorias. Revista de Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma de Nuevo León, año VII, No. 19, septiembre-diciembre. pp. 69-79. 2005


 

 

Ocupación, empleo formal y sector informal en México

Viernes 20 de julio de 2012 Gregorio Vidal* | El Universal


 

El trabajo asalariado es el dato dominante de la ocupación en la economía de México desde hace largo tiempo. Sin embargo, ello no significa que la economía del país funcione a partir de una creación sistemática y ampliamente mayoritaria de empleos formales con jornadas laborales de 40 horas a la semana. Lo que se establece en las leyes no es la normalidad con la que funciona la economía del país.

 

Las cifras más recientes, resultado de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) que lleva a cabo el INEGI, correspondientes a mayo del año en curso, estiman que la población económicamente activa (PEA) es de 49.6 millones de personas que equivalen al 58.4% de la población de 14 años y más que hay en país. No obstante que hay desocupación, que una parte importante de los ocupados trabaja en actividades primarias, que los empleos de menos de 40 horas son múltiples y la subocupación es un dato relevante en la PEA, en promedio las horas trabajadas a la semana por la población ocupada son 42.7. En el caso de los hombres el promedio es de 45.7 horas a la semana.

 

Hay millones de personas desocupadas, otra gran cantidad de subocupados o aceptando jornadas de 15 horas o algo más. Sin embargo, el promedio de la PEA ocupada tiene jornadas semanales de trabajo superiores a las 40 horas semanales. El dato por si solo es grave.

 

Más aún considerando el estado medio de las remuneraciones y el relativo estancamiento en los salarios desde hace varios años. México tiene una economía en la que los salarios no han crecido obligando a que los trabajadores acepten mayores jornadas de trabajo para lograr algunos ingresos más, a la vez que mantiene a gran parte de la población subocupada y en el mundo de la economía informal.

 

En mayo de 2008 la tasa de subocupación era del 6.4%. En mayo de 2012 se reporta una tasa de subocupación de 8.72%, lo que equivalen a más de cuatro millones de personas. Los desocupados más los subocupados que buscan otros empleos son 4.5 millones y el comportamiento de la economía no ha evitado que la cantidad de personas en esta condición aumente. También crece la tasa de condiciones críticas de ocupación.

 

Son los trabajadores con empleos de menos de 35 horas a la semana ajeno a su voluntad, que trabajan más de 35 horas a la semana con ingresos inferiores al salario mínimo mensual o que trabajan más de 48 horas a la semana y perciben cuando más dos salarios mínimos mensuales. La población en condiciones críticas de ocupación se incremento de 11.79% en mayo de 2011 a 12.08% en mayo de 2012. La economía esta creciendo a una tasa del 3%, pero ello no implica que se reduzca en términos relativos la población con condiciones críticas de ocupación. En mayo de 2012 los mexicanos en esta condición suman 5.7 millones.

 

Un dato más del funcionamiento regular de la economía del país es incremento de los ocupados en el sector informal. Como se observa en la gráfica adjunta, del año 2000 a la fecha existe un ligero aumento en el porcentaje de la población que se ocupa en el sector informal. En mayo de 2012 son 13.7 millones de personas. Del año 2000 a la fecha el porcentaje de ocupados en el sector informal, como proporción de la población ocupada registra un ligero crecimiento.

 

Ello implica que el aumento del PIB alcanzado en años previos, las reformas en la economía y el relevante proceso de migración a Estados Unidos no han impedido que los ocupados en la economía informal dejen de aumentar. En el curso de los últimos 12 años la economía creció, se recuperó de una recesión menor en 2001 y una fuerte contracción del producto en 2009 y sin embargo la ocupación en el sector informal continuo aumentando.

 

Las estimaciones de crecimiento de la economía realizadas por la administración federal para el periodo de 2012 a 2016, con un incremento del PIB en promedio cercano al 4% no modificaran el mundo da la ocupación en el país.

 

Si no hay un cambio en la estrategia económica y en la política económica que lleva adelante el gobierno federal en los años siguientes aumentarán los ocupados en la economía informal a la vez que crecen los subocupados y los que laboran en condiciones críticas.

 

También los que trabajan más de 40 horas y muchos hasta más de 64 horas a la semana, sin lograr salarios que les permitan una vida digna. Será una economía que continua funcionando en condiciones de una creciente desintegración social.

 

*El autor es profesor titular del Departamento de Economía, de la Universidad Autónoma Metropolitana