Get Adobe Flash player

 

PUBLICACIONES

 

Libros


Capítulos en libros


Artículos en revistas científicas


Documentos de trabajo


Artículos en prensa escrita


Artículos en línea


“Financialization in México: Trajectory and Limits” Journal of Post Keynesian Economics"

Journal of Post Keynesian Economics/ Winter 2012–2013, Vol. 35, No. 2, pp. 255-275


 "Differing Effects of Global Financial Crisis: Why Mexico has been harder hit than other large Latin American countries"

Bulletin of La Bulletin of Latin American Research, Vol. 30, No. 4, pp. 419–435, 2011


"Regulación, Capital Financiero y Deuda Externa"

8th International Conference Developments in Economic, Theory and Policy, Bilbao (Spain), 29th June to 1 July, 2011.


 "La privatización desbordada. Privatizaciones, capital extranjero y concentración económica en América Latina"

Trayectorias. Revista de Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma de Nuevo León, año VII, No. 19, septiembre-diciembre. pp. 69-79. 2005


 

 

Los bancos en México: ¿Cuáles son sus méritos?

Viernes 03 de agosto de 2012 Gregorio Vidal* | El Universal

 

Los días actuales son de fin de sexenio y de juegos olímpicos. Quizá por ello algunos funcionarios sucumben a la tentación de realizar sonoras declaraciones sobre el rumbo de la historia o sobre impensables escenarios olímpicos. El ejecutivo federal sostiene que el libre comercio es la ruta de crecimiento de los pueblos, sin más elementos. El libre comercio practicado por Inglaterra en el siglo XIX le permitió el crecimiento y el desarrollo económico.

Después no hay otra experiencia histórica equivalente.

Ni en el caso de Estados Unidos, Alemania o Japón. Menos aún en otros países europeos y más recientemente al observar el proceso en Corea o en China.

En territorio londinense y atrapado por el espíritu deportivo, el gobernador del Banco de México le coloca medallas en supuestas olimpiadas financieras a México debido a la fortaleza de su sistema bancario. Agrega que los bancos en el país no tienen problemas de liquidez. Sin duda, hay gran cantidad de bancos con problemas en el mundo. Las operaciones de rescate con fondos públicos se han sucedido lo mismo en Estados Unidos como en varios países europeos. Por cierto, entre los rescatados están las matrices de algunos que operan en México.

Sus problemas no son de liquidez y la crisis monetaria y del crédito no se ha resuelto, por lo que es muy temprano para andar cantando victorias. En términos olímpicos es apenas el tiempo de las eliminatorias. Además, es pertinente preguntarse: ¿qué se festeja en el caso de la banca en México? En meses y años recientes ha sido común conocer en la prensa del país o del extranjero informes sobre lo cuantioso y relevante de las utilidades de los bancos que operan en el país.

La nota más reciente es sobre BBVA, cuya filial en México alcanzó en el primer semestre del año beneficios por 865 millones de euros. Cifra que es tres veces mayor a las ganancias obtenidas en Estados Unidos y es superior a los beneficios totales que tienen las filiales del grupo en el resto de América Latina por un lado y por otro en la región que identifica como Eurasia.

En España tuvo pérdidas por 221 millones de euros. Sin embargo, como acontece con el resto de los grandes bancos que operan en México los beneficios no son el resultado de un activo desempeño en el financiamiento de la actividad económica, en particular en el financiamiento de las empresas y de las personas con actividad empresarial.

En el año de 1994 la mayor parte del financiamiento a las compañías provenía de la banca. La situación se mantiene en algunos años posteriores a la puesta en operación del TLCAN. Sin embargo, desde inicios de la década pasada, cuando la mayor parte de los activos bancarios esta en manos de cinco filiales de bancos extranjeros, el financiamiento de las empresas a través de endeudamiento no bancario es la constante.

En el año 2011 del total del financiamiento a las empresas el 31.5 por ciento es crédito bancario. El resto procede de otras fuentes.

Autoridades de las finanzas y miembros de los cuerpos directivos de las instituciones financieras pueden afirmar que es un proceso global. Que los sistemas financieros maduros recurren a formas de financiamiento nuevas, como la colocación de acciones en la bolsa de valores y la emisión de deuda.

No es el caso de las empresas y compañías en México.

Como se observa en la gráfica adjunta entre las empresas de más de 100 empleados únicamente el 5 por ciento recurre a emisión de deuda.

Entre las compañías de hasta 100 empleados prácticamente no se utiliza este medio. Entre las mayores empresas es tan importante los recursos que se obtienen de la matriz o de otras compañías del grupo, como los créditos otorgados por la banca. En el primer trimestre del año, el 30 por ciento de las empresas de más de 100 empleados recibe préstamos de la matriz o de otra compañía del grupo corporativo. Sin embargo, el palmares lo encabeza el crédito de proveedores. Tanto entre las empresas de hasta 100 empleados, como en las de un número superior, más del 80 por ciento recurre al crédito de proveedores.

Por ello no sorprende que casi el 80 por ciento de las firmas otorguen crédito a sus clientes. El crédito de proveedores es sin duda una moderna forma de financiamiento si viviéramos a finales del siglo XVIII, cuando no habían bancos centrales y tampoco sistemas bancarios de naturaleza nacional.

Pero en el siglo XXI, aún cuando apenas inicie la segunda década es un mérito difícil de reconocer y menos de festejar.

*Profesor Titular del Departamento de Economía, Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Iztapalapa