Get Adobe Flash player

 

PUBLICACIONES

 

Libros


Capítulos en libros


Artículos en revistas científicas


Documentos de trabajo


Artículos en prensa escrita


Artículos en línea


“Financialization in México: Trajectory and Limits” Journal of Post Keynesian Economics"

Journal of Post Keynesian Economics/ Winter 2012–2013, Vol. 35, No. 2, pp. 255-275


 "Differing Effects of Global Financial Crisis: Why Mexico has been harder hit than other large Latin American countries"

Bulletin of La Bulletin of Latin American Research, Vol. 30, No. 4, pp. 419–435, 2011


"Regulación, Capital Financiero y Deuda Externa"

8th International Conference Developments in Economic, Theory and Policy, Bilbao (Spain), 29th June to 1 July, 2011.


 "La privatización desbordada. Privatizaciones, capital extranjero y concentración económica en América Latina"

Trayectorias. Revista de Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma de Nuevo León, año VII, No. 19, septiembre-diciembre. pp. 69-79. 2005


 

 

Petróleo, refinerías y gasolinas

Gregorio Vidal | El Universal

Viernes 16 de agosto de 2013

 

El consumo de gasolinas y diesel es sin duda imprescindible en todos los países. Es necesario para el transporte de personas y de una enorme cantidad de productos que consumimos y que se utilizan para elaborar otros productos. También se utilizan directamente en las actividades agropecuarias, en la pesca. México, no es la excepción. Por el contrario en algunos renglones su uso es más extendido. Por ejemplo, en el transporte de productos dado el peso de los vehículos automotores para mover todo tipo de mercancías en el país. Igual sucede en las ciudades, donde el transporte público es realizado en su mayor parte por vehículos automotores movidos a gasolina o diesel, incluidas las modernas redes de autobuses con carriles confinados, independiente del nombre con que se bauticen. México es además uno de los pocos países en el mundo que hasta la fecha cuenta con petróleo y los medios suficientes para extraerlo y cubrir las necesidades de estos petrolíferos, sin tener que recurrir a importación alguna en la materia en tanto los produzca.

El precio de venta de las gasolinas y el diesel es sumamente diverso, con grandes variaciones de país a país, incluso en aquellos que tienen condiciones económicas semejantes y no son productores de petróleo. Banco Mundial elabora un listado a partir del precio de venta del octanaje más comercializado de gasolina convertido de la moneda local a dólares de estadounidenses. En 2012, la diferencia media entre Estados Unidos y Canadá fue de 35 centavos de dólar por litro. En Noruega, productor de petróleo, la gasolina costó 53 centavos de dólar más que en Japón. Entre Austria, Alemania, Bélgica y Países Bajos las diferencias son importantes, resultando más cara en Holanda, no obstante ser la sede de la segunda empresa de la industria petrolera a nivel mundial, la Royal Duch Shell. En algunos países el precio promedio del octanaje más vendido se expresa en muchos precios, con diferencias en una misma ciudad o localidad. En Estados Unidos, el mapa de los precios de la gasolina regular sin plomo puede variar en un día en particular de 3.16 dólares a 3.94 dólares el galón, según el Estado en que se venda. Pero en un mismo Estado, por ejemplo Nuevo México se comercializa en una gama media que va de 3.90 a 3.16 dólares el galón el día 14 de agosto de 2013.

En la producción y comercialización de las gasolinas y el diesel participan una gran cantidad elementos para fijar el precio final. Impuestos y derechos, costos de transporte, plazos de amortización de las refinerías y su costo, como los precios y costos de extracción del petróleo. Por ejemplo, en 2012 el precio promedio de exportación del petróleo tipo Maya fue de 99.79, mientras del Olmeca fue de 109.39 dólares por barril. Al refinar estos hidrocarburos los rendimientos de petrolíferos son diferentes e incluso las refinerías se han construido para diversos tipos de crudos. Otros datos pueden agregarse para explicar las diferencias en los precios, lo notable es que todas las mayores compañías del mundo que extraen petróleo avanzan en la cadena de producción e incluyen como una actividad sustantiva la construcción y operación de refinerías. En México desde hace varios lustros existen 6 refinerías. En Estados Unidos eran a finales de la década pasada 149. BP, con matriz en el Reino Unido anunció en su página electrónica en julio que había completado la puesta en marcha de su nueva refinería en el corazón de Estados Unidos, en Indiana, con capacidad para refinar 250 mil barriles diarios de crudo. Petrobras anunció, como parte de su fortalecimiento industrial, que construye, para operar en 2017, 5 nuevas refinerías que se agregan a las 11 con cuenta. El objetivo es lograr la autosuficiencia en la materia y volverse exportador importante de petrolíferos. En México, como se observa en la gráfica adjunta en 2012 se importó el 49.2 por ciento del consumo de gasolinas y el 33.2 del diesel. Desde hace años los gobiernos en turno han renunciado a utilizar el petróleo como palanca del desarrollo de la nación.

A la fecha, en México no se avanza en la construcción de una industria petrolera, que como en el caso de las grandes empresas a nivel mundial contempla toda la cadena industrial. En las páginas electrónicas de Exxon Mobil, Royal Duch Shell, Chevron, Petro China, BP, Conoco Phillips, Petrobras, Total, ENI, Sinopec China Petroleum se informa sobre el conjunto de sus inversiones en toda la cadena de la industria del petróleo. Las empresas privadas del sector tienen claro los medios para negocios y obtener los mayores beneficios, que incluyen inversiones en toda la cadena de la industria petrolera. En México se esta renunciando a lo sustancial, contar con una industria petrolera que permita satisfacer las necesidades de la economía, teniendo en cuenta que el petróleo es de la nación.

* Departamento de Economía Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Iztapalapa.

 

Petr�leo, refiner�as y gasolinas